Al menos 10 años de trata de mujeres desde Venezuela hacia Trinidad y Tobago

0
141
trata-de-mujeres
Dos embarcaciones que partieron desde Sucre en abril y mayo de este año con dirección a Trinidad y Tobago, implicadas en trata de mujeres.

Desde hace apróximadamente 10 años, hay denuncias sobre trata de mujeres desde Venezuela hacia Trinidad y Tobago, delito que ha tomado fuerza con la actual crisis que atraviesa el país. Se conoce que el núcleo de esta trama se encuentra en Sucre, donde también están implicadas autoridades policiales y migratorias.

ArmandoInfo hace una investigación rigurosa sobre el tema, y ofrece detalles en su portal de estos casos que se han venido suscitando.

El 23 de abril naufragó una embarcación que iba hacia el destino en cuestión, y sólo aparecieron 8 de las 35 personas que la abordaron. Otro buque que viajaba en la misma dirección el 16 de mayo desapareció, y se presume que ambas naves fueron asaltadas por una red de trata de mujeres. “Allí todos saben que las mujeres están en venta y cuestan 300 dólares”, coinciden los habitantes de la zona.

Una de las sobrevivientes del barco que naufragó indicó que no era la primera vez que la llevaban gratis, y señaló que al igual que las veces anteriores, antes de zarpar, a las chicas (en su mayoría menores de edad) les tomaban fotos.

La víctima manifiesta que nadó hasta una montaña, donde se sostuvo de una piedra día y medio junto a una vecina, y denuncia haber visto un drone acercarse al área del naufragio, seguido de una embarcación que luego se alejó y siguió hacia Trinidad y Tobago.

Las sobrevivientes de ese navío reconocieron a otras adolescentes que abordaron con ellas, y entre las víctimas se encontraba una joven de 17 años que había informado en su casa que iría de vacaciones a San Cristóbal. La madre denunció que su hija la llamó en dos oportunidades de un número desconocido diciendo que quería regresar, pero que tenía una deuda de 200 dólares que debía resolver.

Modus Operandi

La segunda embarcación desaparecida llevaba 33 personas, de las cuales no hay rastro. La única persona que apareció fue Alberto Abreu, el presunto capitán de este barco, quien tiene antecedentes penales de trata de personas.

En el pueblo de Sucre se conoce que donde alojan a las víctimas antes de zarpar es el Hotel Plaza, y afirman que los funcionarios del SAIME sellan los pasaportes sin que la persona esté presente y los barcos deben dar un porcentaje en dólares a cada una de las autoridades pertinentes.

El hermano de una de las jóvenes que iba en ese buque intentó hacer la denuncia de la desaparición de su hermana, y señala que unos hombres lo abordaron para amenazarlo y decirle que la habían matado y se alejara porque les estaba “afectando el negocio”. El joven indicó además, que una fiscal de Carúpano le recomendó no hablar con nadie en Sucre del caso porque todos eran sospechosos.

Más denuncias

Hace un año, una ex fiscal manifestó que quedaron abiertos al menos 16 casos en investigación, y afirmó que las rutas de la red de trata de mujeres salen desde Güiria (Sucre), Tucupita o Margarita.

Durante la gestión de Luisa Ortega Díaz, se hizo una reunión con la embajada de Trinidad y Tobago y se concluyó que la isla no contaba con recursos suficientes para llevar a cabo esas investigaciones, y en Venezuela no se tomó como prioridad.

En 2018, los venezolanos que emigraron por rutas ilegales a Trinidad y Tobago en búsqueda de mejores oportunidades, fueron detenidos y obligados a pagar fianzas de hasta 1.500 dólares. Y la investigación realizada por ArmandoInfo, desveló que muchas de las mujeres encarceladas, denunciaron ser víctimas de trata de mujeres sin ser escuchadas por las autoridades de ese país.

Dejar una respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí