EEUU analiza “confiscación” de activos de General Motors en Venezuela

CCD | Funcionarios de Estados Unidos están revisando la confiscación de activos de General Motors por parte de Venezuela, dijo el jueves el portavoz del Departamento de Estado Mark Toner.

“Estamos revisando los detalles del caso”, afirmó Toner en un comunicado, agregando que Estados Unidos espera que sea resuelta la situación “rápidamente y transparentemente”.

GM dijo el miércoles que las autoridades venezolanas confiscaron ilegalmente su planta en el centro industrial de Valencia.

General Motors Co dijo este jueves que cesará inmediatamente sus operaciones en Venezuela luego de denunciar que su planta de autos en el centro industrial de Valencia fue embargada ilegalmente el miércoles por las autoridades.

La empresa estadounidense aseguró que las instalaciones de la compañía, con capacidad para 45 mil unidades, fueron tomadas por la fuerza pública.

El Juzgado tercero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Zulia, notificó el embargo sobre los bienes de General Motors Venezolana, C.A. (GMV).

La medida se produce en medio de una crisis económica cada vez más profunda en Venezuela, que ya ha afectado a muchas firmas estadounidenses.

“Ayer, la planta de GMV fue inesperadamente tomada por las autoridades públicas, evitando las operaciones normales. Además, otros activos de la compañía, como vehículos, han sido retirados ilegalmente de sus instalaciones”, dijo la filial de GM General Motors Venezolana (GMV) en un comunicado enviado por correo electrónico.

La compañía dijo que la incautación causará un daño irreparable a la empresa, sus 2.678 trabajadores, sus 79 concesionarios y proveedores.

El Ministerio de Información de Venezuela no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios, pero GMV dijo que la demanda relacionada con la cancelación de la concesionaria por “ineficiente desempeño, carece de toda substancia”.

Asimismo, General Motors Venezolana considera que la cifra solicitada “excede toda lógica e inviabilizaría las actividades de GMV en forma permanente”.

La industria automotriz venezolana sufre por la falta de materias primas debido a unos complejos controles monetarios y una producción local estancada, y muchas plantas apenas pueden manufacturar.

A principios del 2015, Ford Motor Co canceló su inversión en Venezuela cuando sufrió una amortización antes de impuestos de 800 millones de dólares.

GM prometió “tomar todas las acciones legales” para defender sus derechos y los de los trabajadores.

Venezuela enfrenta unos 20 casos de arbitraje por nacionalizaciones que se hicieron bajo el liderazgo del fallecido expresidente Hugo Chávez.

Fuente: Reuters y Voz de America

No Comments Yet.

leave a comment

You must be logged in to post a comment.