Código de ética y chatbot, una pareja inesperada

Demostrar que una empresa se esforzó por educar a los empleados sobre las regulaciones legales puede reducir las multas hasta en un 95 por ciento.

0
126
El chatbot del código de ética permite respuestas rápidas a problemas específicos

Tienen algún valor los códigos de ética de las empresas? En un estudio reciente sobre un “chatbot de ética” revela que puede valer mucho, pero solo si es una herramienta que los empleados puedan usar.

El cumplimiento es difícil para los empleados cuando se enfrentan a un documento de 50 páginas lleno de principios genéricos fuera de su área de trabajo.

Las empresas deben intentar cambiar eso. Las compañías con un programa de cumplimiento efectivo para prevenir el fraude pueden recibir beneficios de las agencias reguladoras si algo sale mal.

Por ejemplo, mostrar que una empresa se esforzó por educar a los empleados sobre las regulaciones legales puede reducir potencialmente las multas hasta en un 95 por ciento.

El objetivo no debe ser simplemente crear un documento legal, sino una herramienta valiosa que ayude a cultivar el tipo de comportamiento y cultura que la empresa desea.

Las tecnologías digitales pueden modificar la conducta empresarial

Compañías como GE y Microsoft, usan modelos que se centran en los pasos específicos que los empleados deben tomar cuando se enfrentaban a decisiones difíciles. El resultado fue crear una aplicación que fuera interactiva e intuitiva.

El resultado final fue COBE (Código de ética empresarial), un chatbot de ética en el que los empleados escriben sus preguntas y obtienen respuestas específicas.

Más allá de respuestas simples de “sí” o “no”, el chatbot ayudó a los usuarios a localizar la información dentro del código de conducta de manera rápida.

El chatbot de ética ha servido también a otro propósito al permitir visibilizar de forma anónima dónde podrían surgir inquietudes éticas.

Uber, por ejemplo, ya cuenta con una aplicación móvil de su código de ética .

Leer el código de ética y no morir en el intento

Las empresas no deben temer experimentar. Un código de ética debe ser un documento vivo que pueda adaptarse a las necesidades en expansión de una empresa y sus empleados.

Se requiere un enfoque diferente y más innovador que el que muchas empresas están implementando actualmente.

Un buen código también puede ayudar a los trabajadores a hacer mejor su trabajo. La mayoría de los empleados quieren seguir las reglas y hacer lo correcto, pero es posible que no entiendan cómo cumplir. “No se trata solo del ejercicio legal, se trata de impactar el comportamiento de las personas y la cultura de empresa subyacente”, dicen los expertos.

Dejar una respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí