Policía española detiene a viejo capo de la droga con pasado violento

0
60

CCD La policía española detuvo este miércoles a Manuel Charlín, un viejo capo de la droga que comandaba un clan familiar conocido por su violencia en la región de Galicia (noroeste), en el marco de una operación contra el tráfico de cocaína.

De 85 años y con un historial de varias estancias en prisión, Charlín es una de las 18 personas detenidas en la operación que tuvo lugar en Galicia y otras regiones, incluida la sureña Andalucía, indicó a la AFP una portavoz de la policía.

También fue arrestado su hijo Melchor, quien en el pasado estuvo por cinco años en fuga.

La operación está ligada a una confiscación de cocaína en un bote cerca de las Azores en el Atlántico, dijo Lois Herrera, portavoz de la oficina del gobierno central en Pontevedra, Galicia, sin dar más detalles.

Charlín ha sido arrestado luego de que en febrero lo fuera Sito Miñanco, un histórico narcotraficante gallego encarcelado bajo sospecha de que intentaba reimponerse en el negocio de la cocaína.

Galicia, con su costas en parte escarpadas, ríos sinuosos y terreno montañoso, ha sido durante décadas escenario del narcotráfico, desde que los traficantes de alcohol y tabaco se pasaron a las drogas, particularmente cocaína, en la década de 1980.

Los traficantes introducían cargamentos de hachís de Marruecos o cocaína de Colombia en Galicia y desde allí se distribuía al resto de Europa.

Charlín participó en ese negocio, como jefe del clan de los “Charlines”.

El periodista de investigación Nacho Carretero describe al grupo como “sin ninguna duda la organización mas violenta” en la región, en su libro “Fariña” sobre el narcotráfico en Galicia, llevado recientemente a la pantalla chica en España.

“Ajustaban cuentas sin pestañear, y en su camino han dejado algún cadáver”, escribió.

Según Carretero, Charlín nació en la pobreza y fundó de joven una empresa de productos del mar, que financió con contrabando de penicilina, cobre y alcohol del vecino Portugal.

Pronto cambió al tráfico de tabaco y fue el primero en Galicia en traficar con drogas, empezó con hachís y luego cocaína, un negocio en el que involucró a toda su familia.

En su libro, Carretero describe a Charlín y sus hermanos como “bruscos, impulsivos y muy violentos”.

En un episodio relatado por el periodista, Charlín, dos de sus hermanos y un exguardia civil golpearon con saña a un hombre que les debía dinero, lo arrojaron dentro de un camión refrigerado y lo obligaron a llamar a su esposa para que entregara el monto adeudado.

En una excepcional entrevista que ofreció a la televisión este año, Charlín confirmó entre risas este episodio.

Según Carretero, esa golpiza llevó a Charlín a la cárcel, donde conoció a una persona que le permitió entrar en el tráfico de cocaína.

 

Dejar una respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduzca su nombre aquí