El lado más oscuro de la crisis bancaria 2009-2011

Exclusivo CuentasClarasDigital

lado1

English version

“A veces uno nombra a alguien al frente de un Banco del Estado y resulta que esa persona termina haciendo con los recursos, que no son de él, en un banco del pueblo, lo que le parece a la directiva que él nombra”. Hugo Chavez en el programa Aló Presidente N° 344, transmitido el 29 de noviembre de 2009, se refirió al caso de Banfoandes, cuya situación definió como “una irregularidad administrativa”, y pidió combatirla “con todas las armas posibles”. Reveló que había ordenado una investigación, “incluso llamé a la Fiscal General de la República y le dije, señora Fiscal le pido colaboración en esto, con mano de hierro, pero no podemos permitir que un funcionario siga haciendo juegos con los dineros del pueblo”.

Para aquel entonces, el teniente Alejandro Andrade Cedeño ejercía como director de la Oficina Nacional del Tesoro (ONT), ergo, Tesorero Nacional, cargo que ocupó hasta enero de 2011. Fue, al mismo tiempo, presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes), cargo que ocupó desde el 23 de junio de 2008 hasta el primero de febrero de 2010, y de Banfoandes, designado en agosto de 2009. En la junta directiva también estaba  María de los Ángeles González Rodríguez quien, a finales de 2013, se declaró culpable de recibir sobornos de corredores bursátiles  de Estados Unidos, cuando ejercía como funcionaria del Bandes, con el fin de favorecer negocios con bonos de la deuda pública.

Queda claro que la investigación ordenada por el Presidente Hugo Chávez era contra Alejandro Andrade, cuya presencia solicitó en el referido Aló Presidente, pero no llegó, como tampoco hubo “mano de hierro” sobre la actuación del militar devenido en banquero. Aunque poco tiempo después, en febrero de 2010, dejó su cargo en el Bandes, siendo sustituido por Edmée Betancourt

La fusión disimuló las irregularidades

banco11En la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela N°39.329 del 16 de Diciembre de 2009 se autoriza la creación del Banco Bicentenario, con la incorporación, mediante fusión, de Banfoandes y de los bancos privados Confederado, Bolívar y Central con la consecuente extinción de sus personalidades jurídicas. Posteriormente, se sumó a la fusión Banorte, en enero de 2010.

Los bancos Bolívar y Confederados fueron intervenidos – junto a Central y Banpro, liquidados posteriormente – el 29 de noviembre de 2009. “Entre diciembre de 2008 y noviembre de este año (2009), la Superintendencia de Bancos detecta inconsistencias en el origen de los fondos, incumplimiento de índices de solvencia y numerosas violaciones a las normas, que desatan un arsenal de medidas administrativas previas a la intervención del Canarias, Confederado, Bolívar y Banpro”, revela la información del diario El Universal, titulada Banfoandes tenía 4,4 millardos en otros bancos al cierre de junio, publicada el 1 de diciembre de aquel año

Mientras el dinero del Estado continuaba engordando los depósitos de los pequeños bancos privados, la situación en Banfoandes no ocasionaba ninguna tormenta, más allá de los señalamientos del propio Presidente de la República.

¿Dónde quedó la revisión que el Presidente Chávez hizo sobre Banfoandes? El análisis lo llevó a concluir que era uno de los bancos del Estado que más recursos tenía en la banca privada.

Entre el Presidente Chávez y el teniente Alejandro Andrade existían viejos vínculos. Ambos participaron en el intento de golpe de Estado del 4 de febrero de 1992. Luego del triunfo de Chávez en las elecciones de 1998, el teniente se desempeñó como subsecretario de la Asamblea Nacional Constituyente en 1999. Posteriormente ejerció como presidente del Fondo Único Social (FUS) hasta llegar al Bandes, Banfoandes y a la Tesorería Nacional.

Para el momento de las primeras  intervenciones bancarias se estimó que Banfoandes, no sólo tenía colocado 4,4 millardos de bolívares en el sector privado del país, además mantuvo recursos por 754,3 millones en las entidades bancarias intervenidas a pesar de que el Gobierno conocía la situación financiera de las mismas. Igualmente, era el banco público con mayor colocación de bonos de la deuda pública.

Las estadísticas al cierre de junio de 2009 revelaron que Banfoandes poseía una suma significativa de recursos colocados en bancos privados a través de depósitos y de la compra de títulos valores – el mercado overnight – donde se entregan créditos a corto plazo y se realizan operaciones de mutuos.

Banfoandes y los bonos de la deuda pública, cuatro años después

Una información de finales de agosto del 2013, cuatro años después del reventón de la crisis financiera (mal llamada minicrisis) dió a conocer el caso, denunciado por la Comisión de Valores de EEUU (SEC, por sus siglas en inglés, del esquema de soborno de los corredores de valores de la casa de bolsa Direct Access Partners (DAT), ubicada en Nueva York, que involucra a la funcionaria del Bandes, María de los Ángeles González.

Ernesto Luján, de 50 años, y Tomas Alberto Bethancourt Clarke, de 43 años, se declararon culpables de conspirar para sobornar a la gerente ejecutiva de Finanzas y Administración de Fondos del Bandes. También reconocieron que lo hicieron con el Oficial de Asuntos Exteriores de Banfoandes, cuyo nombre no fue revelado. Documentos judiciales indican que desde principios de 2009 hasta el 2012, la empresa bursátil neoyorquina generó más de 60 millones de dólares en operaciones con títulos valores de los bancos venezolanos.

Las operaciones corruptas y fraudulentas de Bandes y Banfoandes, se realizaron entre enero de 2009 y junio de 2010 es decir, el Teniente Alejandro Andrade pudiera haber conocido el esquema de soborno. Pero, en el caso del Bandes, la responsabilidad también pudiera recaer sobre Edmée Betancourt, quien fue la presidenta desde febrero de 2010.  Sin embargo, en Venezuela las autoridades han descartado la investigación del caso alegando que se desarrolló en Estados Unidos, a pesar de que el mismo afectó a bancos públicos venezolanos.

Los juicios de Chávez

Entre noviembre de 2009 y enero de 2011, en el marco de la crisis financiera, fueron intervenidos 22 bancos en Venezuela. Además de la fusión que dio origen al Banco Bicentenario, la entidad de ahorro y préstamo Mi Casa fue absorbida por el Banco de Venezuela y el Banco de Inversión Industrial se integró al Banco Industrial de Venezuela, cuya intervención cesó y fue rehabilitado.

inver221Las instituciones financieras liquidadas fueron Canarias, Banpro, Baninvest, Real, Inverunión, Del Sol, Helm Bank de Venezuela, los cuatro bancos del Grupo Federal, Bancoro, Banvalor y Casa Propia .

En el programa Aló Presidente N° 345, realizado el domingo 6 de diciembre de 2009, el Presidente Chávez se refiere a Ricardo Fernández Barrueco, principal accionista de los Bancos Canarias, Banpro, Bolívar y Confederado.

Empresas de maletín

“… este señor Fernández, utilizando dinero proveniente del delito, empezó o activó una operación de compra de bancos, con un conjunto de cómplices…”

“Yo no soy juez, pero tengo bastante evidencia para afirmar que es un delincuente con unas redes y unas mafias organizadas…”

“…  viene el señor Fernández, ¿verdad?, con complicidad… les pide crédito a los bancos, en este caso al Confederado y Banpro. Fíjense ustedes la trampa… le piden un préstamo a un banco, préstamos grandes para una empresa que no existe, y en ese banco,  con la complicidad de funcionarios de alto nivel,  le dan la plata pues, ´aquí está, toma tu plata’, para una empresa… cualquiera, pero que no existe, puro papel, puro maletín —esto son viejas mañas que están vivitas—, y después con esa misma plata yo voy y compro al banco, el que me prestó la plata. Es decir, con la misma plata de los ahorristas, me la dieron y yo compré el banco y además lo compré por un precio superior al que realmente valía, y luego el dinero empiezo a moverlo en lo que llaman “centrífugas” y buena parte…  para el exterior, y el banco, bueno, se quedó sin fondos”.

Corrupción

“… en esos bancos que están liquidados… quedaron depósitos de algunos entes del Estado…. Ahora, claro, yo estoy investigando desde cuándo estaban esos depósitos ahí, quién es el responsable de haberlo colocado. No necesariamente hay que decir de entrada que estamos condenando a nadie, no, no, no, se parte de la presunción de inocencia… yo creo que no hay banco privado que no tenga depósitos públicos. Si no es de una gobernación, es de una alcaldía, es de un ministerio, es de un ente público cualquiera, de un fondo, qué sé yo. Y andan buscando y ofreciendo intereses y plata por debajo de la mesa para que les depositen, corrompiendo a funcionarios…”

La Asamblea Nacional tiene que investigar

En el programa aló Presidente Nº 344 realizado en la Comuna El Maizal, Municipio Simón Planas, Barquisimeto, estado Lara, el domingo 29 de noviembre de 2009, el Presidente, dirigiéndose al diputado Darío Vivas, solicitó a la Asamblea Nacional que investigara la colocación de fondos públicos en los bancos que fueron intervenidos.

“…Ahí están unos banqueros presos…  y yo he pedido que se investigue a fondo, pero cuando reviso consigo cosas como éstas, dinero público colocados en bancos privados y no es pequeña cantidad, no, cantidades grandes y mientras tanto ustedes – dirigiéndose a la comuna El Maizal – aquí, sembrando caraotas, esperando que les llegue el recurso…”

Chávez: No hay vacas sagradas

Sobre Arné Chacón Escamillo, presidente del Banco Real y miembro de la junta directiva de Baninvest, además hermano de Jesse Chacón quien, para el momento de la detención del banquero, ejercía como ministro de Ciencia y Tecnología, el presidente afirmó que en su gobierno no había vacas sagradas y que estaba “bien encarcelado y debe pagar allí”, y al referirse al rápido enriquecimiento de Arné Chacón aseveró : “sé que era como yo, ‘un pata en el suelo’ (pobre).y de pronto aparece como dueño de un aras y de un banco. ¿Qué es eso?”.

Las decisiones

De los 17 detenidos por la crisis bancaria, sólo la vicepresidenta y la tesorera de Inverunión, resultaron condenadas, además de un ex mensajero de la misma entidad bancaria.

Entre los procesados figuraron sólo dos dueños de bancos, Ricardo Fernández Barrueco y César Daniel Camejo Blanco, dueño de Casa Propia Entidad de Ahorro y Préstamo.

Entre los funcionarios públicos, estuvieron detenidos Antonio Márquez y Mario Ricardo Dickson Gutiérrez, ex presidente y directivo, respectivamente, de la Comisión Nacional de Valores (CNV)

La mayoría de los detenidos fueron acusados por la presunta comisión  de apropiación y distracción de los recursos de los ahorristas. Ricardo Fernández Barrueco, en calidad de cooperador inmediato, mientras que sus asistentes José Camacho Uzcátegui y su hija Caribay Camacho, como cómplices necesarios.

Sólo tres de los detenidos, Arné Chacón Jaramillo y Freddy Gómez Rangel, ambos del Banco Real, y José Camacho Uzcátegui fueron acusados por aprovechamiento fraudulento de fondos públicos.

César Daniel Camejo Blanco fue acusado además por la publicación de información financiera falsa y asociación para delinquir. Por este último delito también fue imputado Antonio Márquez.

Entre los banqueros solicitados en extradición figuraron Pedro Torres Ciliberto, propietario de Baninvest, Banco Real y Central; Gonzalo José Tirado Yépez y Andrés José Delgado Almoguera respectivamente, propietario y directivo de Inveruniòn y de Mi Casa; Álvaro Gorrín Ramos y Ramón Javier Amposta Claparol, respectivamente, presidente y gerente de Operaciones Internacionales del Banco Canarias; José Omar Contreras Ramírez, directivo del Banco Federal, Juan Felipe Lara Fernández, directivo de Confederado, Bolívar Banco y Banpro; Tomás Andrés Vásquez Estrella y José Luis Pichardo Salazar, Tommaso Oswaldo Ventresca Latorre y Rolando José Araujo Pisan, directivos del Banco del Sol.

Interpol borró de la lista de alerta roja a Pedro Torres Ciliberto, padre e hijo; Gonzalo Tirado Yépez, Eligio Cedeño y Nelson Mezerhane. A pesar de la protesta de la fiscalía venezolana, la respuesta de la policía internacional fue que el organismo no sólo excluyó del sistema de búsqueda internacional el nombre de estas personas sino que además los bloqueó, lo cual significa que “nunca más podrán ser incluidos en Interpol, aunque cometan otros delitos, hasta que le levanten el bloqueo”.

El 29 de diciembre de 2012, veinte ex directivos de las instituciones financieras intervenidas o liquidadas, que eran procesados por la comisión de los delitos mencionamos en párrafo anterior, quedaron en libertad bajo medidas cautelares.

 El 31 de diciembre, el Tribunal Supremo de Justicia emitió un comunicado titulado “Tribunales Penales acordaron revisar medidas preventivas de privación de libertad”. Entre las justificaciones utilizadas destaca que los detenidos superaban el tiempo mínimo de pena que pudiese llegar a imponerse de ser condenados, y que posteriormente, en un eventual juicio oral y público, se determinaría la responsabilidad o no de éstos en los hechos por los cuales fueron acusados por el Ministerio Publico. En ese momento, el presidente Chávez luchaba por su vida en Cuba. ¿Qué hubiese pasado si hubiera estado ejerciendo plenamente la Presidencia de la República?

La Asamblea Nacional tampoco realizó la investigación que le solicitó el Presidente Chávez, por el contrario, del 17 de diciembre de 2010, aprobó una nueva Ley del Sector Bancario, donde se “borró” del nuevo texto el delito de apropiación o distracción de fondos. Los juicios contra los procesados se paralizaron. El Presidente Chávez intervino para enmendar el error de los diputados oficialistas y, usando los poderes habilitantes, restituyó la norma que sanciona penalmente la apropiación o distracción de recursos, de acuerdo a la ley reformada, publicada el 2 de marzo de 2012, en la Gaceta Oficial 39.627.

Cinco años después, el teniente Alejandro Andrade Cedeño sigue gozando de una ingente riqueza, la cual exhibe en forma grotesca. En la historia de Venezuela quedó así registrada una crisis causada por la corrupción, los fraudes y la complicidad generada por el perverso maridaje entre seudo banqueros y funcionarios públicos corruptos, sin ningún “pez gordo” sentenciado.

A pesar de que el actual presidente de la República, Nicolás Maduro, ha manifestado que “la corrupción se está tragando a la revolución”, no se ven medidas concretas para enfrentarla, a pesar de contar con todo el poder que le confiere la Ley Habilitante, la cual, por cierto, solicitó con el objetivo de enfrentar ese problema y una vez conseguida, no volvió a hablar del tema.