Organismos internacionales alertas por crisis en Zimbabue

CCD La Organización de las Naciones Unidas y la Unión Europea se declararon preocupadas por la situación en Zimbabue, y subrayaron que la crisis política se debe resolver a través del diálogo y dentro del marco constitucional.

A través de un portavoz, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, dijo que está siguiendo la situación y pidió calma, no violencia y moderación a todas las partes. “Preservar los derechos fundamentales, incluida la libertad de expresión y asamblea, es de importancia vital”, señaló el portavoz, Farhan Haq, reseñaron agencias internacionales.

En un comunicado, el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, subrayó que es crucial que la crisis se resuelva de un “modo que promueva la democracia y los derechos humanos, así como el desarrollo socio-económico de Zimbabue”.

Las Fuerzas Armadas controlaron Harare, capital de Zimbabue, cuyo presidente Robert Mugabe, de 93 años de edad, se declaró bajo arresto domiciliario.

“No se trata de una toma del gobierno por militares. Nuestro objetivo son criminales del entorno del presidente”, afirmó el general Sibusiso Moyo en un discurso transmitido en vivo el martes en la noche por la televisión estatal. “No bien cumplamos con nuestra misión, esperamos que la situación regrese a la normalidad”, dijo.

La entrada en escena de los militares se originó en medio de una crisis abierta entre Mugabe y el jefe del Ejército, Constantino Chiwenga, luego de la destitución del vicepresidente Emmerson Mnangagwa, durante mucho tiempo considerado como su protegido.

Ayer por la mañana, soldados y vehículos blindados controlaron los accesos al Parlamento, a la sede del partido gobernante, el Zanu-PF, y a las oficinas en las que el jefe del Estado suele reunir a sus ministros en Harare.

El presidente Mugabe fue retenido en su domicilio por las Fuerzas Armadas. En una conversación telefónica con su homólogo surafricano, Jacob Zuma, precisó que estaba bien. Fiel apoyo de Mugabe, el presidente surafricano se declaró hostil a cualquier cambio de régimen inconstitucional en Zimbabue.

Los generales Chiwenga y Mnangagwa son dos figuras destacadas de la lucha por la independencia de esta ex colonia británica, junto al actual jefe del Estado.

“No creo que Mugabe tenga ya el control total de la situación”, declaró el analista político David Moore, de la Universidad de Johannesburgo.

El ex vicepresidente Mnangagwa, de 75 años de edad, fue destituido la semana pasada y se vio obligado a exiliarse después de protagonizar una disputa con la primera dama, Grace Mugabe, de 52 años de edad, quien no esconde su deseo de sustituir a su esposo llegado el momento.

Mnangagwa acusó a la segunda esposa del presidente de haber intentado envenenarlo con la intención de eliminarlo, lo que causó una viva reacción de la interesada que logró que lo expulsaran del gobierno. Ahora, ocupa la posición ideal para suceder a su marido.

El dato

Robert Mugabe es el decano de los jefes de Estado en activo. Luego de 37 años en el poder, y pese a su edad y su frágil estado de salud, su partido lo invistió candidato para las elecciones de 2018. Bajo su régimen autoritario, el país africano se empobreció y desde principios de este milenio lidia con un desempleo masivo.

No Comments Yet.

leave a comment

You must be logged in to post a comment.