Libertad de expresión | Venezuela | Detenidos tres periodistas cuando realizaban reportaje autorizado en cárcel de Tocorón

CCD | Dos periodistas extranjeros y uno venezolano fueron detenidos este sábado cuando cubrían una información en la cárcel de Tocorón, a las afueras de la localidad del mismo nombre en el Estado de Aragua (centro norte de Venezuela).

Se trata de Roberto Di Matteo y Filippo Rossi, uno de nacionalidad italiana y el otro, suizo, que junto al reportero venezolano Jesús Medina entraron al penal de manera regular, sometiéndose a los controles de rigor. De acuerdo con las primeras versiones disponibles sobre el hecho, las autoridades penitenciarias decidieron detener a los periodistas al enterarse de que uno de ellos, Medina, trabaja para Dolar Today, un sitio que el Gobierno venezolano ha bloqueado en Internet. Dolar Today, que informa regularmente sobre la cotización diaria del dólar estadounidense y otras divisas en el ilegal mercado negro, también publica artículos y denuncias contrarios al régimen chavista.

Una comisión de emergencia, conformada por representantes de organizaciones no gubernamentales y de los gremios periodístico y de abogados, visitó el sábado por la tarde a los reporteros, detenidos en el Destacamento 421 de la Guardia Nacional, que presta custodia a la prisión. Sus integrantes pudieron conocer que los periodistas, que se encontraban en buena condición física, serán presentados el domingo ante un tribunal regional acusados de cometer un presunto delito de “ingreso sin autorización de equipos audiovisuales” al recinto penitenciario.

La de Tocorón es una de las cárceles más violentas y peligrosas del sistema penal venezolano. Durante un motín en octubre de 2010, 18 reclusos fueron asesinados y 47 resultaron heridos. Aunque adscrito al Ministerio para el Servicio Penitenciario -cuya titular, Iris Varela, presenta un muy publicitado plan de “pacificación” de las cárceles-, el régimen del penal es en la práctica un autogobierno de las bandas criminales y de sus líderes, llamados pranes en la jerga delictiva, que conservan un frágil equilibrio entre ellos. Tocorón es el baluarte y cuartel general del Tren de Aragua, una poderosa pandilla que desde la prisión organiza secuestros, extorsiones y otros muchos delitos en la zona central del país. En repetidas ocasiones, reportajes de medios de comunicación han documentado los privilegios que se reservan para sí los jefes criminales en el complejo penitenciario, entre los que se encuentran una discoteca y una piscina.

Con la detención de los periodistas culmina una semana en la que el Gobierno de Nicolás Maduro redobló sus esfuerzos por impedir que se cubran de forma independiente informaciones dentro del país.

El lunes fueron detenidos dos estudiantes de medicina y cinco trabajadores del hospital Pastor Oropeza de Barquisimeto, capital del Estado de Lara (centro occidente de Venezuela). Agentes de la policía política atribuyeron a los estudiantes de medicina la captura y difusión de unas fotografías que circularon ampliamente en las redes sociales, en las que aparecían unas parturientas desnudas que daban a luz en las sillas de la sala de espera del centro, en compañía de personal médico.

A partir de la difusión de las dramáticas imágenes, el Gobierno de Maduro debió confirmar su veracidad. Sin embargo, achacó el colapso de los servicios del hospital, administrado por el Gobierno nacional, a la mala gestión de los centros de salud a cargo del gobernador del Estado de Lara, el opositor Henri Falcón, lo que -según esta versión- ha obligado al Pastor Oropeza a atender más pacientes de los que su capacidad prescribe.

Hasta el momento permanece detenida por el hecho la ciudadana Lenny Josefina Martínez, enfermera del hospital. Se ignora qué delitos se le atribuyen. Los otros trabajadores capturados fueron puestos en libertad.

Fuente: El País

No Comments Yet.

leave a comment

You must be logged in to post a comment.