Runrunes: Reservas alimenticias tienen los días contados

CCD | ¡LA CULPA ES TUYA…!!!: No, es la suya mi mayor general. Así se pusieron los ánimos en la reunión convocada por el ministro Vladimir Padrino, jefe de la Gran Misión Abastecimiento Soberano, para hacer un inventario actualizado de los productos agrícolas y pecuarios.

Padrino le reclamaba al M/G Marco Torres, ministro de Alimentación, que no le enviaba los insumos necesarios para el poder distribuirlos a nivel nacional. ¿Qué le voy a mandar si no producimos lo suficiente? La producción nacional cayó al 30%. En el 2016 se importó el 70% de la comida.

En la cosecha 2016 hubo un déficit de maíz en 80%. La de leche bajó de 10 millones de litros diarios a solo 3.700.000. Las expropiaciones de 7 millones de hectáreas productivas de 2001 al 2016, por los ministros Jaua y Loyo y apoyadas por el galáctico, hicieron que la producción nacional bajara en un 90%.

No hay divisas para seguir el ritmo de importaciones ni para los repuestos necesarios para la agroindustria. Desde el 4 de abril hasta hoy van 111 empresas agroindustriales saqueadas por la GNB por órdenes superiores para “poder alimentar a la tropa”. No dan ni recibo. “O entregan o entregan” les dicen. Solo en Valencia, en Agrolucha, se llevaron un millón de pollos beneficiados.

Las reservas alimenticias tienen los días contados. En los 16 estados agrícolas y pecuarios los gremios productores no dan más. Uno por día irá cerrando ante la impotencia de producir. En El Tigre, Yaritagua y Cabudare los productores de leche la están entregando cruda a las panaderías pues no han podido importar las pastillas para el cuajo por falta de dólares oficiales. Por lo general el 80% de la producción va para queso. Falta materia prima e insumos. Los envases de TetraPack, a quien deben 40 millones de los verdes; las pastillas requeridas, una por cada 40 litros y el no cumplimiento de Sidor del acuerdo para entregar el 6% de la hojalata para envases retrata la crisis que le estallará a Maduro en pocos días. La expropiada Lácteos Los Andes no recibe leche pues los ganaderos no aceptan vendérsela al precio fijado por Sundee. Todos los demás la compran a precio “bachaqueado”.

Manejan el gobierno como una pulpería cubana. Al calco cubano. El Banco de Venezuela tenía en sus arcas $ 750 millones que ya estaban asignados a los presupuestos de varios ministerios. Por una orden de Miraflores los sacaron para “otros usos” que pueden incluir la compra de bombas lacrimógenas y más “guisos” antimotines. Bandes tenía $ 840 millones que usaron para importar comida.

El Fondo Chino lo dejaron en “0”. Solo por importación de carne deben $ 6 mil millones a Brasil. La producción de harina bajó al 30% de lo necesario. Hay 150.000 panaderías cuyo consumo es de 30 Mil TM semanales y solo importaron 15.000 TM. La SUNDEE los obligó a producir otros renglones.

Dos barcos con trigo para pan y galletas están fuera de las aguas territoriales, cercanos a Curazao, esperando que les paguen su carga y así descargar en Puerto Cabello o La Guaira. Cada día de atraso tiene una penalidad de $26.000. Varios productores de galletas estaban dispuestos a pagar ellos un barco, pero temen que al descargar la SUNDEE se apropie del trigo o los ponga a producir lo que le dé la gana a William Contreras.

Ya hasta la FAO habla de galopante hambruna en pocos meses si no se corrige el rumbo económico que el comunista cubano del siglo XVIII, el ex guerrillero de Sierra Maestra Orlando Borrego, disfruta y ordena.

Fuente: Runrunes de Nelson Bocaranda

No Comments Yet.

leave a comment

You must be logged in to post a comment.